¿Qué es el tratamiento con plasma PRP y qué pros y contras tiene?

Una participante de nuestra comunidad nos ha consultado sobre este novedoso tratamiento que está marcando tendencia y que promete ser el reclamo de las clínicas estéticas durante el 2015 y 2016: el tratamiento con plasma rico en plaquetas o PRP. A continuación os contamos en qué consiste y los pros y contras de este tratamiento.

El tratamiento PRP se ha extendido recientemente en diferentes especialidades médicas aunque se descubrió hace más de veinte años en cirugía odontología. Consiste en la aplicación de plasma autólogo con una concentración supra-fisiológica de las plaquetas, que son activadas para que liberen los factores de crecimiento y sustancias activas de sus gránulos α.

El objetivo de esta terapia es favorecer el proceso de cicatrización del tejido, aplicándose localmente de forma ambulatoria.

El tratamiento se inicia extrayendo sangre del propio paciente, se le añade una substancia rica en fibrinas, y tras realizar un centrifugado de la mezcla, se obtiene el plasma mencionado. Este se prepara en jeringuillas para su inyección en el rostro, cuello y escote, mediante una aplicación intradérmica.

Pros:

  • Ayuda a mejorar la calidad de la piel, obteniendo mayor luminosidad.
  • Ayuda a recuperar la piel del fotodaño, mejorando su pigmentación.
  • Al ser una substancia extraída de la sangre del propio paciente, no existe posibilidad de rechazo ni alergias al compuesto.
  • Se utiliza en tratamientos para la alopecia, reduciendo los niveles de caída del cabello.
  • Mejora la pérdida de calidad dérmica.

Contras:

  • Este tratamiento no está descrito para reducir las líneas de expresión, para esto deberíamos inyectar ácido hialurónico o toxina botulínica.
  • La aplicación de este tratamiento es intrusiva con la piel, pues es inyectable. Pueden aparecer marcas, moratones, cardenales, e incluso parálisis facial, pérdida de sensibilidad en la zona, y des-colgamiento facial.
  • A pesar de utilizar un anestésico tópico, es doloroso, ya que la técnica es por inyección.
  • Debe aplicarse recomendablemente una vez cada 3 meses de forma continuada, lo que eleva los costes del tratamiento, y amplia la posibilidad de lesión cutánea por su aplicación intradérmica.
  • Los efectos no son inmediatos. Comienzan a aparecer a los 10 días y se vuelven más evidentes entre 20 y 30 días desde su aplicación.

En Centro Revidox queremos remarcar nuestra recomendación de seguir unas pautas de vida saludables, a través de la alimentación, el ejercicio y los cuidados del día a día cómo mejor tratamiento anti-edad. El envejecimiento, combatido desde su causa, es el mejor ejemplo de que longevidad y aspecto exterior van unidos de la mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>